Logo Fundación artesanías de Chile

4 Noviembre, 2010

Joya del Bicentenario tiene embajadoras de lujo

Una clara misión encomendó la Fundación Artesanías de Chile a las embajadoras de su Proyecto Bicentenario Picoyo, un Regalo Milenario: difundir en el país y el mundo esta colección elaborada con materiales nobles de nuestra tierra, reflejo de una expresión artesanal única y un oficio constitutivo de nuestra identidad nacional.
La gestora cultural y galerista, Javiera García Huidobro; la mezzosoprano Constanza Dörr; la reconocida música, Juanita Parra; y la destacada periodista Carola Zúñiga, fueron las invitadas a participar de este proyecto, quienes muy honradas aceptaron comprometerse con esta noble misión.
Javiera García Huidobro siente esta nominación como un orgullo. Significa un aporte en cuanto a rescate de la cultura de un país como el nuestro, en constante desarrollo y muy activo. Este proyecto es una gran iniciativa para reunir la artesanía de tradición con el diseño de autor. Junto con incentivar los nuevos diseños y propuestas de nuestros artistas, fomenta los materiales y el trabajo tradicional. Ambos mundos son necesarios para rescatar la identidad de un país, declaró.
Algo similar piensa Juanita Parra, quien valora mucho que la Fundación haya pensado en ella. Los resultados son maravillosos, pero lo más importante es el reconocimiento al trabajo de los artesanos y su identidad que, en definitiva, es la identidad de todos los chilenos y que me maravilla representar.
Carola Zúñiga, muy honrada con la invitación, considera que la Fundación Artesanías de Chile realiza una labor que es fundamental para un país: rescatar las tradiciones culturales de la gente de nuestra tierra no sólo aportando con la venta de sus productos, sino también con educación y siendo un puente con el sector privado para proyectar nuestra artesanía.
Constanza Dörr por su parte, siempre ha estado relacionada a la artesanía porque es su estilo de vestir y se considera una fanática. Es un privilegio poder representar la artesanía chilena, de la que soy admiradora, ya que cuenta con una sencillez en el colorido y un refinamiento autóctono que me deslumbra.
Todas ellas son mujeres muy convencidas de su compromiso y ya difunden con potencia la misión que Fundación Artesanías de Chile les ha encomendado.