Logo Fundación artesanías de Chile

11 marzo, 2013

Proyecto de Capacitación para Artesanos Mapuche llega a su última fase

La exitosa iniciativa ejecutada durante 2012 en conjunto con el Ministerio del Trabajo, ya está llegando a su fase final que contempló la intermediación, el acompañamiento y la colocación laboral de 54 artesanos mapuche en los rubros de madera, orfebrería y textilería.
Después de cuatro meses de ardua capacitación y tres de intermediación para los 54 artesanos mapuche que formaron parte de la innovadora iniciativa de capacitación que se ejecutó durante 2012 y que se organizó bajo el alero de Proempleo, programa dependiente de la cartera de Trabajo, y que buscó ofrecerles mayores herramientas de empleabilidad a artesanos tradicionales de origen mapuche, hoy el proyecto ya llega a su etapa final.
Y es que con la concreción de herramientas de facilitación de empleo que Artesanías de Chile puede ofrecerles a través de su red, la iniciativa ya entra en su última etapa la que comprende la intermediación, el acompañamiento y la posterior colocación permanente de estos artesanos en los canales de venta de la Fundación a través de compras mensuales programadas que les permitan contar con un ingreso fijo y estable,que creció 6 veces más que lo alcanzado en 2011.
Desde el punto de vista comercial, el total de compras mensuales realizadas a los 54 artesanos por el proyecto con el Ministerio del Trabajo valorizados a precio de venta es de $ 7.995.086. Al considerar que la venta es de un 80% del stock que compramos mes a mes, podemos proyectar una venta de $ 6.396.069. Como la proyección mensual de ventas para el año 2013 es de $ 67.070.000, las compras de estos artesanos representarán para el año 2013 el 10% del total de las ventas de la Fundación.
Como Fundación, buscamos crear nuevas fórmulas de inserción y modelos de empleo y operatividad que mezclen lo social y lo comercial. Con ello, aseguramos condiciones laborales dignas y respetuosas con el medio ambiente, estableciendo que nuestro rol no es ayudar a los artesanos sino que apoyarlos a través de la empleabilidad con un ingreso complementario mensual.
Sabemos que la gestión comercial en apoyo al ámbito social es costosa y lenta, pero un buen programa como el implementado durante 2012, permite logros concretos y permanentes para el sector artesanal nacionalasegurándolescomo resultado un retorno social y financiero moderado.