Logo Fundación artesanías de Chile

30 junio, 2015

Artesanas textileras mapuche de Nueva Imperial recibirán capacitación en rescate patrimonial y autogestión

El programa Mejora a la empleabilidad para artesanos y artesanas tradicionales de zonas rurales trabajará desde julio en una capacitación dedicada a necesidades específicas identificadas en la Agrupación de Mujeres Tejedoras de Nueva Imperial, Rayén Follé.

La agrupación, que en mapudungun significa Flor del Canelo, trabaja desde sus inicios con Fundación Artesanías de Chile, siendo aproximadamente 30 mujeres mapuche textileras quienes la componen aunque hubo un momento en que llegaron a ser hasta 200 señala Mónica Casanova, textilera y tesorera de la agrupación. Fue por el 2002 que la Municipalidad de Nueva Imperial hizo el contacto con Artesanías de Chile, naciendo una fructífera relación que se mantiene hasta el día de hoy.

La Rayén Follé se caracteriza por ser muy organizada y rigurosa en materia de calidad, habiendo también, generado un modelo de organización propio, ya que a veces entregan a concesión a ferias o locales, siendo la misma organización quienes compran a las artesanas y así ellas no tengan que esperar a que se vendan sus productos para recibir el pago por su trabajo.

El programa Mejora a la empleabilidad para artesanos y artesanas tradicionales de zonas rurales se realiza desde el 2013 junto al Ministerio del Trabajo y gracias a él se han capacitado más de 260 artesanos y artesanas. Este año hay diversas localidades en las cuales ya se está trabajando en distintas fases, las cuales comienzan con un diagnóstico para evaluar cuáles serán las capacitaciones más adecuadas para cada lugar.

Como señala Paula Abarca, directora de proyectos de Fundación Artesanías de Chile cada año nos planteamos como meta poder ampliar las oportunidades de generación de ingresos mediante su actividad a más de 130 artesanos y artesanas de zonas rurales, esto mediante un programa de capacitación e intermediación pertinente y específico para cada grupo de ellos, en conjunto con la Subsecretaría del Ministerio del Trabajo.

En Nueva Imperial gracias al trabajo de diagnóstico, las capacitaciones se centrarán en potenciar la autogestión con financiamiento público, además de recibir apoyo metodológico en cómo incorporar iconografía a sus textiles; los símbolos Mapuche no son totalmente homogéneos porque hasta que vinieron los españoles, no existieron registros escritos, entonces dependiendo de la comunidad y del territorio la interpretación de los símbolos puede variar, a estos símbolos se les llama ñimin.

Mónica Casanova, afirma que están muy contentas de recibir la capacitación, por ejemplo en el tema del ñimin ya que hace mucho tiempo que querían hacer este trabajo de rescate cultural de la zona, al igual que el apoyo en financiamiento público nuestro sueño es encontrar fondos para tener un espacio propio y así no pagar arriendo, donde podamos reunirnos, trabajar y vender, esa es nuestra ilusión, nuestra meta.