Logo Fundación artesanías de Chile

1 septiembre, 2015

Artesana atacameña Elena Tito es distinguida como Tesoro Humano Vivo 2015

Tenemos el orgullo de contarles que la artesana Elena Tito, parte de nuestra red de Artesanos y Artesanas, ha sido reconocida como uno de los seis Tesoros Humanos Vivos 2015, distinción que entrega la UNESCO y el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) todos los años a personas y comunidades portadoras de manifestaciones del patrimonio cultural inmaterial que son altamente significativas para el país y las comunidades locales, dando cuenta de la diversidad cultural e identitaria.

Elena Tito es de Santiago de Río Grande, un pueblo a 90 kilómetros de San Pedro de Atacama, Provincia del Loa, Región de Antofagasta. Trabaja el barro con sus propias manos y lo convierte en adornos de greda de gran calidad. Elena cuenta que se crió con su abuela en el pequeño poblado tras la temprana muerte de su madre y que fue ella quien le enseñó a trabajar con greda, oficio que en su familia se ha traspasado de generación en generación desde que los Incas estaban en nuestras tierras nos comenta.

A continuación la nota que le dedicó el 31 de agostpo La Estrella de Tocopilla junto a algunas publicaciones de octubre del año pasado cuando Elena Tito vino a nuestro espacio educativo del Centro Cultural Palacio La Moneda a realizar talleres de alfarería atcameña, publicaciones del diario de circulación nacional La Tercera y el regional El Mercurio de Calama.

——

Hace 61 años nació la señora Elena Tito Tito en la localidad de Santiago de Río Grande, un pequeño poblado ubicado a 90 kilómetros de San Pedro de Atacama.

Tuvo una niñez bastante difícil pero a punta de esfuerzo y ganas logró salir adelante.

Y es que perdió a su madre cuando tenía apenas cinco años, por ende, fue criada y educada por su abuelita, doña Pascuala Vilca, una gran mujer que le traspasó una de las técnicas de alfarería más antiguas, cuya data es de tres mil años antes de Cristo.

“Empecé a trabajar el barro cuando tenía como cinco años, pero a esa edad uno no dimensiona lo que aprende”, comenta a La Estrella doña Elena.

DISTINCIÓN

Y precisamente es con esas milenarias técnicas que la vecina de Santiago de Río Grande fue distinguida por la Unesco y el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) como uno de los nuevos Tesoros Humanos Vivos (THV) del país.

“Cuando me llamó el ministro de Cultura (Ernesto Ottone), no lo podía creer, pensé que me estaban molestando”, dice entre risas Elena Tito.

Pero no fue broma, doña Elena es una de los seis THV de este año y la única del norte en recibir esta importante distinción.

Este reconocimiento lo otorga el Estado a personas y comunidades portadoras de manifestaciones del patrimonio cultural inmaterial que son altamente significativas para el país y las comunidades locales, dando cuenta de la diversidad cultural e identitaria.

Y la técnica de alfarería de Elena Tito Tito es ancestral y se ha traspasado de generación, ya que utiliza un tipo de greda propio de su zona, que le da brillo a piezas utilitarias y ceremoniales para uso en rituales milenarios.

El ministro Ernesto Ottone, confirmó lo anterior y señaló que “estas personas y sus comunidades cultivan oficios, saberes y prácticas tradicionales que logran mantenerse vigentes gracias a su persistencia y compromiso y detrás de su trabajo y entrega está la historia de nuestro país, de nuestros pueblos originarios y debemos salvaguardar el patrimonio cultural inmaterial”.

INCAS

Consultada por cómo aprendió la milenaria técnica, doña Elena nombra de inmediato a su abuelita, ya que, a pesar que todos en su familia sabían manejar la greda, doña Pascuala Vilca, lo hacía de una forma más especial.

“Mi familia ha sido alfarera desde muchas generaciones, quizá desde que los Incas estaban acá (en Chile), entonces aprendí muy chica pero era complicado porque había que caminar mucho para recoger el barro y los demás materiales”, comentó Elena Tito.

A FUTURO

Según contó doña Elena, actualmente quedan apenas dos personas que saben de estas técnicas milenarias de alfarería en su poblado Santiago de Río Grande.

Lo buen eso sí, es que logró traspasarles parte de sus conocimientos a sus hijos.

OTROS “THV”

Este 2015 fueron seis los nuevos Tesoros Humanos Vivos de Chile, entre los cuales destacan Zunilda Lepin de Temuco, quien es curadora de semillas; la artesana textil Amalia Quillapi; las artesanas Pull Pull Foki de Alepue; los colchanderos y colchanderas de Trehuaco y los tejueleros de ciprés de Las Gualtecas.

“Tener este año a Elena nos significa también una responsabilidad de hacer que esta tradición sea conocida por estudiantes y comunidad en general”, expresó Carla Redlich, director regional de Cultura.