Logo Fundación artesanías de Chile

25 Diciembre, 2015

Carolina Huaiquinao Artesana textilera mapuche

Carolina Huaquinao Huichacura es textilera mapuche y nos visita desde Temuco, comuna Padre de las Casas, para realizar los talleres de difusión de oficio en nuestro espacio educativo del Centro Cultural Palacio La Moneda (CCPLM). Ella y su familia son parte de la comunidad Francisco Quereban, la cual está compuesta por 60 familias, más de 250 personas. Carolina tiene 9 hermanos y 2 hijos, quienes se encuentran estudiando en el liceo en Temuco.

“Yo aprendí mirando a mi mamá que tejía en la noche, me quedaba dormida al lado de ella en la ruca. Siempre estaba muy calentito por el fogón, mi familia está ligada a la textilería desde siempre, mis hermanas también tienen este oficio”.

La madre de Carolina, Carmela Huichacura Calfin, tiene hoy 76 años y sigue haciendo algunas entregas a Fundación Artesanías de Chile. Cuando Carolina era pequeña iban juntas al terminal antiguo de buses de Temuco, cada dos semanas a vender sus piezas, lo cual animaba mucho a Carolina ya que “ir a la feria era conocer el mundo y algunas veces me podían comprar algo que yo quería. Había que caminar mucho para ir y lo que más se vendía eran los ponchos con ñimin”; el ñimin son figuras que forman un diseño determinado, identificando a cada una de las comunidades mapuche, éstas pueden ser plantas, animales o la figura del praprawe (laberinto) escalonado y que se relacionan siempre a la mujer y a la naturaleza. Eran tiempos, cuenta Carolina, “donde todo era más precario que hoy en día”.

Los hijos de Carolina aunque estén en el liceo, siempre están pendientes de ella y de su oficio, Carolina cuenta que le gustaría que ellos estudiaran, que llegaran “más lejos” que ella, que el oficio textil fuera algo paralelo a otro oficio o profesión que ellos tuvieran. También cuenta que hoy en día algunas cosas han cambiado para mejor. Por ejemplo sus hijos han aprendido un poco de mapudungún, siendo que antes se castigaba.

Carolina pertenece a la Agrupación Comité Paillanao, la cual se formó hace 30 años en la Casa de la Mujer Mapuche. Desde el comienzo de Fundación Artesanías de Chile, hace 12 años, hacen entregas de diversos textiles de excelente calidad. Son 12 mujeres las que componen el Comité, siendo común que sus maridos, parejas o hijos las ayudan en algunas labores.

Es primera vez que Carolina viene a hacer los talleres al CCPLM, aunque su hermana ya había venidos un par de veces a hacer los talleres y Sylvia, su hermana menor ha realizado talleres en la sede de Artesanías de Chile en Puerto Varas. Sylvia fue también parte de la misión que, junto a Artesanías de Chile, viajó el año pasado a la VI Feria Artesanal Texturas, Colores & Sabores en Quito, Ecuador. En la década de los ’90 Carolina también viajó, esta vez a participar en una exposición de artesanía en la capital de EE.UU., Washington D.C. “Es muy bueno el poder viajar difundiendo nuestra cultura a través de la artesanía, que se sepa que existimos” señala.

De esta experiencia en el CCPLM rescata que la gente se va contenta y agradecida, ella cuenta de su vida y del oficio textil mapuche, y los participantes hacen muchas preguntas. “Yo en el curso muestro con qué hojas y plantas hago los teñidos y también muestro el proceso hasta hacer el telar. Estaré hasta el 11 de agosto aquí, así que hago una invitación a que el público general asista este fin de semana a los talleres ya que es el último que estará aquí”.