Logo Fundación artesanías de Chile

25 Abril, 2016

Purísima Hidalgo, maestra artesana en cobre

Durante esta semana, Purísima Hidalgo es la protagonista del espacio cultural de Artesanías de Chile del Centro Cultural la Moneda. 10 años atrás, recién egresaba de la escuela de orfebrería en cobre de Coya, en Rancagua. Hace una década no imaginaba que se dedicaría exclusivamente a la artesanía para subsistir. Hoy, decenas de niños la visitan para aprender sobre su trabajo en los talleres que está realizando.

El camino no fue fácil, sobre todo en los inicios. Las postulaciones para la escuela donde estudió tenían un límite de edad y ella lo superaba. A pesar de eso llenó los formularios, pero no hubo respuestas. “No me llamaron, pero yo soy muy perseverante. Tuve que haber llamado mucho porque cuando ya llevaban dos semanas de clases me dijeron que fuera y me pusiera al día. Tomé esa oportunidad con mucha responsabilidad, no falté nunca, me propuse vivir de esto y lo he logrado”.

Antes de eso siempre se dedicó a las manualidades, con tal de trabajar en casa y estar cerca de sus dos hijos. En época de navidad hacía adornos navideños, en septiembre se dedicaba a los volantines y así transitó por diversos oficios que le permitieron sacar adelante a su familia. Actualmente se dedica fundamentalmente a la joyería.

Hoy, con nueve años de dedicación absoluta a la orfebrería, se puede tomar el tiempo de mirar hacia atrás. “Veo todo lo que he logrado y me siento tremendamente orgullosa porque no es fácil vivir de la artesanía en Chile”, dice. Por lo mismo valora su trabajo en conjunto con Artesanías de Chile. “Le tengo mucho cariño a la Fundación, porque me han dado la oportunidad de mostrar mi trabajo, me han permitido promocionarme y también enseñarle a los niños a través de los talleres”.

En los talleres, los participantes aprenden a hacer anillos. “Traigo láminas recocidas de cobre de 1 cm por 6,5 cm. Les enseño las herramientas y los pasos. Primero limamos, después lijamos, le damos la textura con el martillo y finalmente usamos el tribulet para darle la forma. Los niños se llevan su anillo y yo les explico que provengo de la Sexta Región, donde se encuentra la mina subterránea más grande del mundo de la cual se extrae el cobre que utilizamos para hacer estos trabajos”.

Purísima cree que es importante conocer a la persona que está detrás de la pieza, por lo que le gusta vender sus productos directamente, estableciendo un lazo con el público. A ellos les puede garantizar que se llevan algo más que un trabajo de artesanía. “En mi trabajo hay pasión, amor, dedicación, muchas veces penas por cosas que uno cree que no resultan y también ansiedad para ver si al público le gusta, en cada pieza va parte de mi esencia”.

De lunes a viernes realiza talleres programados para instituciones educativas, colegios subvencionados, liceos, establecimientos para personas con necesidades educativas especiales y también para agrupaciones de adultos mayores. Durante los fines de semana los talleres son abiertos al público y se realizan a las 12:00 y a las 16:00 de manera gratuita, por lo que se privilegia el orden de llegada.