Logo Fundación artesanías de Chile

12 Abril, 2017

Fuimos jurado en el Primer Concurso de Escultura en Madera “Tallando el patrimonio natural y cultural del territorio”

Yunleng Sánchez, encargada de Asuntos Internacionales en Fundación Artesanías de Chile, junto a otros profesionales de la cultura y las artes, fue parte de los evaluadores del llamado de la Reserva Biológica  Huilo Huilo en Panguipulli (Región de los Ríos) para participar en  la primera versión del Concurso “Tallando el Patrimonio Natural y Cultural del Territorio”.

Más de 30 artesanos y artistas de Chile y Argentina  participaron  tallando en vivo, del 7 al 9 de abril,  en Neltume, Parque Kümun,  ocasión en la que se dispuso 40 milenarios trozos de Coihue de entre 2,5 a 3 metros de alto y diámetro entre 80 cm a 1 m  para que los participantes pudiesen tallar su obra en el mismo lugar.

“El objetivo de este concurso fue el fortalecer, rescatar y difundir la identidad natural y cultural de la Región de Los Ríos, a través de una propuesta artística de intervención en madera, permitiendo a cada escultor o artesano  representar una temática para potenciar la valoración y comprensión del patrimonio del Territorio, además de propiciar  la interacción y discusión de los valores propios, generando un pensamiento de las temáticas del patrimonio propuestas”, señaló la profesional de Fundación Artesanías de Chile.

La evaluación contempló, entre otros objetivos, la pertinencia de la obra con el patrimonio natural y cultural del Territorio. Que la obra guardase una relación contextual con la cultura maderera propia de la zona y un compromiso con la conservación de valores naturales y culturales que la obra encarna.

Dos artesanos de la red de Fundación Artesanías de Chile destacaron entre los premiados, Antonio Paillafil con un Segundo Lugar y Mención Honrosa para Mercelino Valdebenito, ambos destacados talladores en madera.

Antonio Paillafil, tallador en madera mapuche, señaló en la ocasión que “celebro este evento agradeciendo a la tierra, a través de una pieza tan simbólica para la cultura mapuche como es un  chemamüll” (del mapudungun: che, persona y mamüll, madera, persona de madera),  los cuales antiguamente se colocaban junto al difunto, mientras parientes y personalidades pronunciaban discursos alabando al muerto y recordando sus mayores logros.
En la etapa final de la ceremonia, el chemamull era erigido junto a la tumba para señalar el lugar donde permanecería el cuerpo, de esta manera se garantizaba que el espíritu del difunto, luego de vagar un tiempo entre los vivos como espíritu, realizará su viaje hacia la otra vida, incorporándose a los espíritus de los antepasados que velan por sus parientes vivos.

Fundación Artesanías de Chile es una entidad privada sin fines de lucro, que trabaja  para preservar nuestra identidad cultural como nación, difundiendo y educando sobre las distintas expresiones artesanales, valorando su diversidad cultural como elemento constitutivo de nuestra identidad nacional; pertenece a la Red de Fundaciones de la Dirección Sociocultural de la Presidencia.