27 agosto, 2018

Programa de Capacitación: Rescate de una técnica de tejido

Desde abril de este año la agrupación “Vista al Mar”, que integran 15 artesanas de Caleta Gutiérrez, localidad ubicada donde comienza la Carretera Austral, asiste una vez a la semana a una capacitación técnica que lleva a cabo la Fundación Artesanías de Chile. Todo esto en el marco del programa “Mejora a la empleabilidad para artesanos y artesanas tradicionales de zonas rurales” que realizamos en conjunto con la Subsecretaría del Trabajo. El objetivo: que las artesanas retomen el oficio textil que aprendieron de sus madres y abuelas -pero que muchas abandonaron por décadas- y se perfeccionen en la técnica del brocado, con el que se tejen tradicionales pieceras, hoy difíciles de conseguir. “Si logramos hacer un producto que otras artesanas no están haciendo, nos podemos diferenciar”, dicen durante el taller.

Para lograr los diseños de antaño, el equipo de la fundación les fue preguntando a las artesanas por los diseños que recordaban. También buscaron registros históricos, revisando bibliografía y muestras de piezas antiguas que había en la zona. Esos diseños incorporaban gamas de colores que se habían dejado de utilizar y había que rescatarlas. Por eso se agregó al taller de tejido una sesión de teñido donde las artesanas aprendieron cómo lograr una paleta de colores específica usando anilinas para lana.

Como para Artesanías de Chile es importante traspasar a las artesanas buenas prácticas en el manejo de la materia prima, en esa sesión se hizo hincapié que siguiendo una determinada receta de teñido se aprovecha hasta el último gramo de anilina. Eso significa que la lana absorbe toda la tintura y así no quedan químicos en el agua. Y cuando las artesanas la desechan, no contamina el medioambiente.