Eva López

Textilería quechua | Norte Grande

Una chuspa es una bolsa pequeña tejida a telar por artesanas aymara que fue concebida para uso ritual: contener hojas de coca y otras yerbas en ceremonias. Tradicionalmente se usa cruzada sobre el cuerpo, en bandolera o colgada del cuello, y en su confección se utilizan hilados teñidos de diversos colores, que decoran la superficie de las bolsas. Se hacen parejas de piezas: dos chuspas iguales que utilizan esposo y esposa. La foto donde aparecen las manos de la artesana Eva López es el telar tradicional de 4 estacas en el que se teje la chuspa: en este caso con una modificación realizada por ella, que le permite tejer en altura y evitar el dolor de espalda.

También existen otros telares como el de pedales, tecnología introducida por los españoles: en ellos se tejen chales. Pero en ambas se mantiene la fibra de alpaca como materia prima, donde destacan colores naturales de la misma fibra que pueden variar en diversos tonos de cafés, grises, blancos y negros.