Logo Fundación artesanías de Chile

Artesanía Tradicional

Política conceptual de artesanía tradicional Fundación Artesanías de Chile Descargar en PDF

“La artesaní­a, utilitaria o artí­stica, inspirada por la tradición representa una forma valiosí­sima de expresión cultural, un capital de confianza de uno mismo, especialmente importante para las naciones, que toma sus raí­ces en las tradiciones históricas, que son renovadas por cada generación”

UNESCO

La artesaní­a es una manifestación visible de la diversidad cultural y la capacidad creadora de los pueblos. Expresa diferentes valores y tradiciones culturales e históricas, formando parte de la cultura material e inmaterial viva de los pueblos o comunidades. Sus cultores son depositarios de un conocimiento y patrimonio colectivo que se ha transmitido de generación en generación, donde predomina la manualidad y el uso de materia primas naturales.

Analizando otras definiciones y conceptos de artesaní­a, el concepto validado a nivel internacional es la definición que se hizo en 1997 en un encuentro en Manila, que dice: “Los productos artesanales son aquellos realizados por artesanos, bien totalmente a mano, con herramientas o incluso con medios mecánicos, siempre que la contribución manual directa del artesano permanezca como el componente más sustancial del producto final. Se producen sin restricción de cantidad y utilizando materia prima de recursos sostenibles.

La especial naturaleza de los productos artesanales provienen de sus caracterí­sticas distintivas que pueden ser utilitarias, estéticas, artí­sticos, creativas, culturalmente unidas y socialmente simbólicas y significativas”.

Poner en valor y potenciar el desarrollo de las producciones artesanales tradicionales abre un interesante campo de reflexión asociada a la conservación y rescate de estas producciones culturales, como una condición necesaria para garantizar el respeto de las identidades y diversidad cultural de los pueblos o comunidades.

Las lí­neas de trabajo de la Fundación respecto de la clasificación de artesaní­a tradicional son las siguientes:

  1.  Artesaní­a tradicional indí­gena: Destacan las producciones artesanales de los pueblos aymara, atacameña, mapuche, rapanui y kawesqar. La principal caracterí­stica de estas producciones es que sus cultores pertenecen a comunidades étnico culturales.
  2. Artesaní­a tradicional con identidad local: Corresponde a producciones artesanales de larga trayectoria, que se desarrollan en distintas zonas y/o localidades del paí­s traspasado de generación en generación por más de 40 años. A modo de ejemplo: Quinchamalí­, Pilén, Hualqui, Pomaire, Rari, Chapilca, entre otros.
  3. Reproducciones arqueológicas y/o de valor histórico: Esta lí­nea de producción artesanal contemporánea, corresponde a la reproducción de piezas cuyas formas, diseños, iconografí­a y/o técnicas corresponden a réplicas. A modo de ejemplo: la artesanía diaguita.
  4. Artesaní­as locales emergentes Producciones artesanales de origen más reciente, son iniciativas colectivas que emergen en territorios determinados y que refuerzan un sentido de pertenencia e identidad local. Por ejemplo, las bordadoras de Isla Negra y de Macul, alfareras de Puerto Ibáñez, canteros de Combarbalá, entre otros.

ITC INTERNATIONAL SYMPOSIUM OF CRAFT AND INTERNATIONAL MARKETS, MANILA FILIPINAS 1997.