EN ES
X
  1. Inicio
  2.  | 
  3. Noticias
  4.  | EL VALOR DE LAS FIBRAS – Revista Vivienda y Decoración

EL VALOR DE LAS FIBRAS – Revista Vivienda y Decoración

“SÍ A LAS FIBRAS, NO AL PLÁSTICO” SE LLAMA LA NUEVA CAMPAÑA DE ARTESANÍAS DE CHILE, QUE BUSCA REVALORIZAR EL TRABAJO DE LA CESTERÍA TRADICIONAL, Y ENCANTARSE CON PIEZAS CREADAS CON FIBRA DE BOQUI, QUILINEJA, TEATINA, ÑOCHA, CHUPÓN, TOTORA, ENTRE OTRAS.

Nota publicada en la Revista Vivienda y Decoración.

En agosto de 2020 comenzó a regir en la totalidad de Chile, luego de dos años de implementación paulatina, la ley que prohíbe al comercio la entrega de bolsas plásticas. Como una manera de reforzar la idea del daño medioambiental que este produce, y ayudar a los artesanos que trabajan con fibra, la Fundación Artesanías de Chile partió el 2021 con la campaña “Sí a las fibras, no al plástico”.

La iniciativa busca revalorizar este oficio y devolverle su uso cotidiano, considerando que la cestería crea piezas utilitarias únicas, sustentables, cargadas de identidad y hechas por manos artesanas, cuya elaboración se ha traspasado, muchas veces, por varias generaciones.

Una de las primeras actividades es el lanzamiento de la colección Colchanderas, carteras de paja de trigo hechas por la agrupación Colchanderas del Itata, en la Región de Ñuble. Catorce mujeres y un hombre tejen largas trenzas de paja llamadas cuelchas, que otros artesanos usan para fabricar chupallas. Ellos no tenían un producto propio, sin embargo, después de un trabajo de dos años en conjunto con el área de diseño de nuevos productos de la fundación, que implicó poner atención en el manejo de la fibra y cálculo de costos, empezaron a elaborar piezas de su autoría. Así, dieron vida a carteras de distintos formatos que respetan la tradición, pero con guiños contemporáneos, muy vinculados a las demandas actuales de las mujeres.

-Lamentablemente, muchas de las fibras chilenas están amenazadas con desaparecer; por ejemplo, la paja de trigo que usan en el valle del Itata es una variedad especial que se cosecha a mano y que exige mucho cuidado. Por este motivo, cada vez menos agricultores la producen, lo que se ha vuelto un problema para los cultores -explica la directora ejecutiva de la fundación, Claudia Hurtado. También la desaparición del bosque nativo y las barreras que existen, dada la privatización de los terrenos, son otras razones que dificultan el trabajo de los artesanos.

Además del lanzamiento de la colección de carteras, han estado sensibilizando en torno a este material -en nuestro país 28 fibras son usadas para cestería-, y en su Instagram @artesaniasdechile se puede ver la difusión de la curahuilla , por ejemplo, con la que se hacen las tradicionales escobas en la zona central; del junquillo y la manila, que se trabajan en llque y Huelmo; o la ñocha de Cañete. Asimismo, hay talleres dictados por el área de cultura relacionados a las fibras y que se pueden chequear a través de la página artesaniasdechile.cl.

Pin It on Pinterest