EN ES
X
  1. Inicio
  2.  | 
  3. Noticias
  4.  | HEBRAS DE NOBLEZA – VIVIENDA Y DECORACIÓN

HEBRAS DE NOBLEZA – VIVIENDA Y DECORACIÓN

‘Hilo hecho a mano’ es el nombre de la campaña que acaba de lanzar Fundación Artesanías de Chile para poner en valor y visibilizar esta antigua tradición textil. El primer paso es la venta de una colección de ovillos, de edición limitada, hechos por una red de hilanderas del sur de Chile.

Nota publicada en la Revista Vivienda y Decoración. 

Sin más ayuda que un huso de madera y el virtuosismo de sus manos, aún quedan artesanas que mantienen vivo el oficio de transformar el vellón de lana en hilo para producir los más diversos tejidos y productos textiles. Esa técnica ancestral conlleva dominar la esquila de las ovejas en el sur y de las alpacas o llamas en el norte; limpiar el vellón para sacar impurezas propias del entorno donde se crían los animales –pasto, semillas, hojas–, y luego convertir esa materia prima en un hilo de un grosor pensado para la pieza que tejerán.

Lamentablemente este noble oficio está en riesgo de desaparecer, dado el avance de la industrialización que acelera la producción y abarata los costos. De hecho, ya pocos saben distinguir entre una pieza confeccionada con hilo hecho a mano de una realizada con hilo industrial. Ante este escenario de pérdida de tradiciones e identidad, la Fundación Artesanías de Chile lanzó una campaña que busca ‘relevar el oficio del hilado y destacar principios como la sustentabilidad y la trazabilidad que naturalmente van ligados a él y la artesanía’, dice la directora de la entidad, Claudia Hurtado.

El primer paso de la campaña ‘Hilo hecho a mano’ es la venta de una colección de ovillos, de edición limitada, a través de la página web de la fundación. En ella participaron 64 mujeres que pertenecen a distintas agrupaciones de la Región de Los Lagos y que hilan juntas en sus localidades (Quemchi, Puqueldón, Caleta Gutiérrez, Palena, Curaco de Vélez). ‘Esta región tiene una gran tradición textil; Chiloé, por ejemplo, ha sido la cuna del hilado manual y las artesanas se juntan en mingas a hilar los vellones. Hoy ya no existen en el territorio ovejas, solo laneras, las personas no pagan el valor de este trabajo y existe una escasez de materia prima de calidad. Más que escoger a las mujeres de esta región, nos hicimos cargo de un pedido que ellas nos solicitaron, tomando en cuenta esta triste realidad’, explica Hurtado. Las artesanas se abastecieron en el Banco de Lanas que mantiene la fundación desde 2016, de manera que se logra una conexión entre los productores de ganado y el eslabón siguiente: las artesanas que dan uso y vida al vellón. ‘El efecto virtuoso es que restauramos el ecosistema’, dice.

El plus de este material es que al ser confeccionado de manera manual permite que cada tejido sea una pieza única. La esquila, la limpieza del vellón, la mano que hiló, el torcido, el grosor, el color –muchas tiñen con especies vegetales–, le da una identidad, y es por eso que no tiene comparación con un proceso hecho en serie. ‘Si al momento de la compra solo consideramos el precio del ovillo, y no este saber hacer con maestría, probablemente los oficios artesanales seguirán siendo poco valorados. El desafío es preguntarnos qué tipo de consumidor queremos ser’, agrega.

La fundación planea ahora el segundo paso de la campaña, que será el lanzamiento de una colección de chales de fibra de alpaca hilada a mano por artesanas aimaras, comunidades que también han visto disminuir drásticamente su actividad camélida en las últimas décadas.

Producto agregado al carro

 

 

IR AL CARRO Realizar pedido Seguir comprando

Pin It on Pinterest