EN ES
Menu
0 item Basket: $0
No hay productos en el carrito.

Revista Digital

VIVE LA ARTESANÍA

Tradición Aymara – Revista Vivienda y Decoración

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

A propósito del año nuevo indígena, la fundación artesanías de chile acaba de lanzar una colección de textiles aymaras de la zona de isluga, en colchane. Valiosas piezas tradicionales que son utilizadas en la vida cotidiana y ceremonias del pueblo, y que cada día se tejen en menor cantidad.

Más del 50% de la red de artesanos de la Fundación Artesanías de Chile pertenece a algún pueblo indígena, por eso siempre como entidad, y según explica su directora ejecutiva, Claudia Hurtado, han sido partícipes de la celebración del Año Nuevo indígena, dando a conocer sus tradiciones y saberes. Este año, y como una manera también de destacar el Día de los Pueblos Originarios –declarado feriado nacional– es que le rinden homenaje a la cultura aymara, específicamente a la tradición textil que tejedores y tejedoras desarrollan en Isluga, en pleno altiplano, en un contexto geográfico aislado; situación que les ha permitido preservar con mayor vigor antiguas costumbres.

En este contexto se realizó un trabajo colaborativo con 13 artesanos de esa localidad, a través del Programa Proartesano, para desarrollar la colección Ampara Sawure (Manos que tejen, en lengua aymara), que reúne 16 piezas, las más significativas para ellos, y que lamentablemente en otras localidades de las regiones de Arica y Tarapacá se han dejado de hacer, porque requieren un tiempo de elaboración ‘del que las nuevas generaciones no disponen por las múltiples obligaciones de la vida moderna’, dice Hurtado. Detalla que es justamente en Colchane, donde está el poblado de Isluga, donde sí se siguen haciendo estos trabajos milenarios: ‘Utilizan telares que no se usan en otras zonas: el de cintura y el de cuatro estacas, que datan de la época precolombina. Conocer a los artesanos de esta comuna es una experiencia que permite asombrarnos y admirar el profundo amor y respeto que tienen por la naturaleza, sus animales y tradiciones’.

Parte de los textiles que realizan se usan en prácticas de la vida cotidiana, como la celebración del floreo (ritual Uywa K’illpha), en que se identifica el rebaño de la familia con aretes y pompones y se hace entrega de crías a los hijos; o la siembra y cosecha de la quinua, momento en que convocan a sus mallkus (cerros protectores) en una mesa ritual sobre textiles llijlla e inkuña para solicitar éxito en la tarea. Llevan una wayuña, bolsita para portar los granos que se lanzan a la tierra, además de la talega, bolsa mediana que sirve para disponer de los granos durante su consumo.

La colección la componen la caja Floreo, que incluye una inkuña, un arete y una faja carnerito; la caja Textiles y Quinua con una talega, una wayuña y una bolsita de quinua. Además, se venden piezas individuales, como las propias inkuñas, entre las que destaca la uywa inkuña, tejida con fibra de alpaca blanca y líneas finas rojas y que simboliza la fertilidad de la tierra. También hay ankus, adornos para los animales; la soga muyut’uma, hecha con hilos preferentemente de llamo; hondas trenzadas por Ceferino Choque, ganador del Sello de Artesanía Indígena 2020; una wakakayu de lichiwayu, adornos que usan los músicos de lichiwayos (quenas de gran tamaño), y ocho tipos de fajas. Disponible en tiendas y en artesaniasdechile.cl.

No hay productos en el carrito.
Inicio
Categorías
0 Carrito