EN ES
X
  1. Inicio
  2.  | 
  3. Noticias
  4.  | Vanguardia y tradición textil – Revista Vivienda y Decoración

Vanguardia y tradición textil – Revista Vivienda y Decoración

La textilería aimara, transmitida por herencia desde sus antepasados –sobre todo por sus mujeres–, hoy cobra nuevo protagonismo en el amplio y rico repertorio cultural chileno, a través de SAMA, una festiva colección creada en coautoría entre 43 artesanas de Pozo Almonte y Alto Hospicio, con el apoyo de Handwork Studio, TFO Canada y Fundación Artesanías de Chile.
Nota publicada en la revista Vivienda y Decoración.
A los 8 años la artesana aimara Maritza Mamani García (42) ya tejía sus primeras piezas en alpaca, usando el telar de 4 estacas y técnicas ancestrales, tal como lo hacían también sus tres hermanos, todos herederos de una tradición familiar, pues la artesanía textil es un quehacer obligatorio entre los integrantes de esa cultura andina. Muy pequeña se familiarizó con la crianza de las alpacas y con las prácticas asociadas al tejido, como hilar el vellón, torcerlo, ovillar la lana y teñirla. Sus primeras piezas, en los colores naturales del animal y también de múltiples tonos, eran frazadas, aguayos y lliclla (manta anudada al pecho que se usa para cargar a los niños o alimentos). Guiada por su madre –y ella, anteriormente, por la suya– también aprendió a confeccionar ropa de abrigo y atuendos ceremoniales, como el aksu (vestido típico) y la wak´a (faja). Desde 2001, poco después que se trasladó del poblado de Esquiña –cerca de Colchane– a Alto Hospicio, se dedica exclusivamente a este oficio. En 2014 formó Inti Kandati, una de las 43 agrupaciones de comunidades aimaras de Alto Hospicio y Pozo Almonte, que participaron en un programa de capacitaciones en diseño y herramientas de comercialización de tejidos, implementado para crear SAMA, esta colección de 30 piezas textiles desarrollada en coautoría por artesanas aimaras y la firma de diseño canadiense Handwork Studio. Todo partió en 2017, cuando TFO Canada –una organización gubernamental que facilita el comercio en su país de productores que viven en sitios en vías de desarrollo–, contactó a Artesanías de Chile, en la feria ‘Buy Good. Feel Good’, de Toronto, para evaluar en qué proyectos podrían trabajar juntos, en miras a producir objetos atractivos y comercializables de manera competitiva en ese mercado. –De inmediato pensamos en textilería aimara, ya que a nivel de fundación, el oficio representa un quinto de la población artesanal, y además cumple con otros requerimientos, relacionados con niveles de producción y estándares de calidad homologables, fáciles y rápidos de implementar –explica Javiera Beltrán, historiadora del arte y coordinadora de proyectos de Artesanías de Chile, institución que en conjunto con la Subsecretaría del Trabajo ejecutó el programa de capacitaciones que fue liderado por las diseñadoras Munira Amin y Rachel Mc Henry, de Handwork Studio. SAMA, que en lengua aimara significa color, sintetiza su aporte a través del uso y la combinación de varios tonos en cada obra. Esta colección fusiona tradición aimara, específicamente técnicas textiles de los antiguos pueblos prehispánicos andinos, con diseños canadienses, a través de dos líneas: una de hogar monocromática, que cuenta con mantas y fundas de cojines, y otra de accesorios más colorida, compuesta por pañuelos, bolsos y chales de distintas dimensiones, hechos a mano, en telar de dos pedales, con fibras de alpacas. Estas piezas son comercializadas por las propias artesanas de las agrupaciones de Pozo Almonte y Alto Hospicio, y también se venden en las tiendas de Artesanías de Chile, en Santiago, Puerto Varas y Valdivia.

Producto agregado al carro

 

 

IR AL CARRO Realizar pedido Seguir comprando

Pin It on Pinterest