EN ES
X
  1. Inicio
  2.  | 
  3. Territorio Artesano
  4.  | 
  5. Colecciones
  6.  | Colección Chal

Colección

Colección Chal Aymara

42 chales que rescatan, con guiños contemporáneos, antiguas técnicas del textil Aymara.  

De los más de 2.200 artesanos y artesanas que pertenecen a la red de Artesanías de Chile, cerca de 400 son tejedoras aymara que viven en las regiones de Arica y Parinacota y Tarapacá. Tomando en cuenta la fuerza de su oficio, en 2019 la fundación realizó un trabajo para poner en valor y diversificar las riquísimas habilidades de aquellas que tejen piezas de alpaca: realizar una colección, compuesta de cinco mini colecciones, de chales tejidos a telar de dos y cuatro pedales que rescataran técnicas antiguas del textil Aymara, pero con guiños contemporáneos. Participaron 11 agrupaciones y un total de 109 artesanas.

Textilería aymara: un saber hacer milenario

Desde sus inicios, en las culturas andinas los tejidos resolvieron muchos aspectos de la vida cotidiana. Las artesanas aymara que hoy viven en el norte son herederas de esos saberes que han sido rigurosamente transmitidos de generación en generación y que expresan en sus textiles tradicionales. Son conocimientos fundamentales en la cultura andina que se traspasan a temprana edad, manteniendo vivo un frágil, pero riquísimo patrimonio intangible. Un saber hacer milenario.

 

El gran esfuerzo que significa esta labor -la crianza de los camélidos, su esquila, clasificación y limpiado de fibra, hilado y torcido del hilo- y la dificultad de hacer entender al público su justo valor, han llevado a que esta práctica se encuentre en peligro de extinguirse. El reemplazo del hilado hecho a mano -donde la artesana, con sus manos y huso, convierte el vellón en hilo- por un hilo hilado de manera industrial, no significó una simple modernización del material, sino el quiebre de una cadena de gran riqueza cultural. Por eso, dentro de la colección Chal, el hecho de que una de las colecciones -la llamada Artesanal- haya sido elaborada con hilado 100% a mano, es una forma de poner en valor ese conocimiento ancestral y una forma de reconectar esa cadena llena de saberes propia del mundo andino.

EL TELAR

El telar de lisos o pedales, que hoy usan las artesanas Aymara en el norte de Chile,  tiene su origen en Medio Oriente. Desde ahí saltó a Europa y después llegó a Sudamérica, donde fue introducido por los españoles en tiempos de La Conquista. Hasta entonces, en el mundo andino solo se usaba el telar de 4 estacas o el de cintura, de origen precolombino. A diferencia de estos dos últimos, el telar de pedales permite levantar los lisos o illagua (aymara) y con ello los hilos de la urdimbre (aquellos dispuestos de forma vertical en el telar) se dividen de manera intercalada. Cuando la artesana va pasando la trama -los hilos horizontales-, en la práctica se dice que “está tejiendo”. Según la cantidad de pedales utilizados, los textiles son más complejos y laboriosos. La gracia es que en este tipo de tejidos se aprecia tanto la trama como la urdimbre.

 

Cuando el telar de dos pedales se introdujo en el mundo andino, era utilizado principalmente por los hombres (en tanto, el tejido prehispánico tradicional y ceremonial -hecho en telar de cuatro estacas y de cintura- seguía en manos de mujeres). Confeccionaban paños de tela que luego eran insumo para el corte y confección de trajes de sastrería: chaqueta, vestón y pantalón. Para referirse a la diversidad de ligaduras -como se le dice a los puntos en el tejido a telar- los aymara tenían términos específicos que usan hasta hoy: walleta, cordellate, palma, kille y ojito perdiz.

Historia de la colección

Colección Chal está conformada por 42 chales tejidos por textileras aymara que se agrupan en 5 mini colecciones. Sus diseños reflejan tradiciones formales -tanto en técnica como materias primas- y rescatan el origen del chal en la comunidad aymara.

Artesanal

De las 5 mini colecciones es la única hecha con 100% fibra de alpaca hilada de manera manual, con fibra proveniente de camélidos que crían las propias artesanas o, bien, productores locales. El proceso es enteramente artesanal, desde la esquila hasta el tejido. Los colores son vírgenes, prescinden de todo químico artificial.

Kille y Palma

Ambas colecciones se componen de 7 piezas tejidas en un telar mecánico de cuatro pedales. El punto de esta serie es una sarga o espiga. A la espiga en aymara se le llama k’ille o cordellate y a la sarga en el altiplano chileno se le denomina palma. Antiguamente, estos textiles los solían fabricar hombres para confeccionar prendas clásicas de vestir con fuerte influencia de la sastrería europea. Hoy, en cambio, estos tejidos son realizados por mujeres y en vez de ser usados como tela, empezaron a venderse como chales. La fibra que se utilizó en estas colecciones es 100% alpaca, hilada de manera industrial.

Chalinas

La serie chalinas se compone de 5 piezas, tres de ellas en colores naturales, sin teñidos artificiales, y dos de alto contraste: una roja y una azul. Estos colores son parte de lo que hasta la actualidad se puede observar en los hogares y vestimentas en las comunidades aymara en Chile. La fibra que se utilizó en esta colección es 100% alpaca, hilada de manera industrial

Mitimota y Cuadros

El hilado utilizado comúnmente por las tejedoras aymara del norte de Chile es de grosor medio. Pero en algunos casos en una parte del tejido utilizan un hilo más fino para que predomine la urdimbre (los hilos verticales), costumbre heredada del tejido tradicional prehispánico. Para crear estas dos mini colecciones -Mitimota y Cuadros-, junto a las artesanas decidimos hacer una innovación: aplicar este hilo fino en el chal completo. Así, surgieron estas piezas, especialmente livianas, pensada para estaciones estivales. La fibra que se utilizó en estas colecciones es 100% alpaca, hilada de manera industrial

5 formas de ponerse un chal

Un chal tiene usos muy versátiles y tiene distintos usos: abriga del frío, protege del sol. Existen distintas formas de usar un chal. Aquí, a través de ilustraciones, formas para usarlo como mantilla, como abrigo, como bufanda.

Producto agregado al carro

 

 

IR AL CARRO Realizar pedido Seguir comprando

Pin It on Pinterest