EN ES
X
  1. Inicio
  2.  | 
  3. Territorio Artesano
  4.  | 
  5. Oficios artesanos
  6.  | Alfarería de Pomaire

Alfarería de Pomaire

A cien kilómetros de Santiago, inmersa entre cordones de cerros de la Cordillera de la Costa, la tradicional localidad de Pomaire mantiene viva desde los siglos XVI y XVII una tradición alfarera cuyos orígenes, cuentan sus cultores, se remontan a un “pueblo indio”. Encomenderos, estancieros y hacendados de la época trasladaban a esos hombres de un territorio a otro. Y en cada pedazo de tierra que pisaban iban dejando la sabiduría de sus piezas: vasijas de greda de un particular tono café rojizo medio lustroso.  

Alfarería de Pomaire

 

A cien kilómetros de Santiago, inmersa entre cordones de cerros de la Cordillera de la Costa, la tradicional localidad de Pomaire mantiene viva desde los siglos XVI y XVII una tradición alfarera cuyos orígenes, cuentan sus cultores, se remontan a un “pueblo indio”. Encomenderos, estancieros y hacendados de la época trasladaban a esos hombres de un territorio a otro. Y en cada pedazo de tierra que pisaban iban dejando la sabiduría de sus piezas: vasijas de greda de un particular tono café rojizo medio lustroso.

Esa temprana especialización alfarera se debe, en gran parte, a las prósperas minas de arcilla que rodean la zona. En un inicio, en carretas o a pie, acompañadas de sus maridos, hijos e hijas, las loceras salían a cambiar loza por alimentos. Y prontamente fueron cada vez más las que se aventuraron a cambiar la tierra y la recolección de frutos por el torneado. Así, para 1853 era común ver salir desde Pomaire caravanas de carretas cargadas a tope con loza, que iban a parar a haciendas y al mercado El Cardonal, en Valparaíso. 

De esas piezas que elaboraban las familias cultoras de entonces, las artesanas de Pomaire conservan solo algunas, que han logrado sobrevivir pese a la fuerte intervención de productos industriales en la zona que ha dejado en una posición de desmedro a la tradición y, de paso, al traspaso generacional del oficio.

La elaboración de estas piezas se da al interior de cada clan, mediante un proceso extenso y doméstico, en el que utilizan instrumentos simples, fabricados por ellos mismos. Después de extraer la arcilla de las canteras, la materia prima se deja reposar entre dos y tres semanas para luego meter las manos en la masa: mezclan, aprietan y aglutinan con una singular experticia; distribuyendo la humedad y eliminando las burbujas de aire hasta conseguir una arcilla lo suficientemente maleable.

Solo entonces mujeres y hombres le dan forma a los objetos, ellas mediante el modelado manual y ellos con la ayuda de un torno manual o de pie, de carácter mestizo, el cual fue introducido en Pomaire. Levantan el ceramio de manera uniforme. Le añaden asas y orejas. Con trozos de metal o mates de calabaza eliminan la greda sobrante hasta unificar el grosor de la pieza. Una vez que está completamente lisa, la dejan orear.

“Empecé lustrando piezas de greda a los ochos años en la casa de unos vecinos y desde entonces no paré más. Alucinaba viendo estas piezas tan lindas, de color natural, bien terminadas, sin imperfecciones, así que me decidí a continuar con la tradición de esa misma forma, a la antigua, todo a mano, sin saltarme ningún paso”.— Rosa González (64), artesana de la Agrupación de Artesanos y Alfareros en Greda Tradicional de Pomaire. 

Si el clima acompaña, como en primavera y en verano, el secado es rápido. En el invierno lluvioso y húmedo, en cambio, las artesanas se adaptan: producen piezas más pequeñas, más rápidas de modelar, que pueden secarse dentro del fogón y cocerse en un lugar techado y resguardadas del viento; mientras que las piezas más grandes quedan relegadas a los meses de buen clima. En ambos casos, eso sí, cuando la pieza está semi seca, son las niñas y las mujeres más jóvenes quienes realizan el bruñido o lustrado. Con una piedra ágata muy lisa se pule nuevamente la superficie para darle brillo y acabado.

Aunque algunas artesanas y artesanos aún desarrollan la cocción tradicional –en pilas, en el suelo–, una buena parte opta por cocer las piezas en hornos de ladrillos, con revoques de barro y llama directa, que resulta más rápido y menos complejo. Es entonces cuando adquieren ese característico color rojizo, propio de la arcilla pulida y cocida, que en ocasiones, cuando quieren darle un tono más oscuro, se ahúman sobre brasas de bosta de animal o paja de trigo.

Pese a que aún existen artesanos que desarrollan esta alfarería, sus cultoras son principalmente mujeres, quienes durante los meses de alta producción pueden llegar a trabajar seis días a la semana, entre cinco y ocho horas diarias, elaborando tres tipos de piezas clasificadas según sus medidas. Las de formato pequeño, modeladas a mano, que tradicionalmente son conocidas como miniaturas o juguetes. Las medianas, moldeadas en torno, para crear piezas utilitarias como sus ya conocidas pailas, ollas, platos, chanchas y braseros. Y las de gran formato, como maceteros o tinajas, que por sus dimensiones son hechas con la técnica de lulo, como le llaman: añadiendo, poco a poco, en medidas porciones, la greda.  

jQuery(document).ready(function(){ // Slick slider jQuery('.columns-4').slick({ speed: 300, slidesToShow: 4, slidesToScroll: 4, prevArrow: "", nextArrow: "", appendArrows: jQuery("#arrows-custom"), responsive: [ { breakpoint: 480, settings: { slidesToShow: 2, slidesToScroll: 2 } } ] }); }); /* Slider fixes */ div#arrows-custom { font-size: 2rem; float: right; padding: 2rem 0; } .et_pb_wc_related_products ul.products.columns-4 li.product { margin-right: 1% !important; } .slick-track { display: flex; margin-left: 0; } .woocommerce-page ul.products li.product:nth-child(n) { margin-bottom: 0 !important; } a.woocommerce-product-gallery__lightbox { left: 10px; right: auto; top: 10px; } .slick-slide { height: auto !important; } .thumbnail_image { width: 125px; } /* Fin slider fixes */
jQuery(document).ready(function(){ // cambiar contenido badges jQuery( "ul.products li" ).each(function() { // revisa si el elemtno tiene la clase "itsnew" if(jQuery(".itsnew", this).length){ // si tiene la clase "itsnew" le quitamos la clase badge de bestseller jQuery(".yith-wcbsl-badge-wrapper.yith-wcbsl-mini-badge",this).remove(); } }); }); h1.et_pb_toggle_title { font-weight: 500 !important; } /* Medallas tienda */ .woocommerce-page ul.products li.product .itsnew { background: url(https://artesaniasdechile.cl/icons_images/new/nuevo.png) !important; background-color: transparent !important; width: 30%; height: 10%; background-size: contain !important; background-repeat: no-repeat !important; z-index: 1; top: 10px; position: absolute; left: 5px; } li.sale .itsnew { display: none; } span.itsnew.onsale { background: url(https://artesaniasdechile.cl/icons_images/new/nuevo.png) } .yith-wcbsl-badge-wrapper.yith-wcbsl-mini-badge { width: 100%; } .yith-wcbsl-badge-content { display: none; } .yith-wcbsl-badge-wrapper.yith-wcbsl-mini-badge:after { content: ""; position: absolute; right: 10px; width: 54px; height: 46px; background: url(https://artesaniasdechile.cl/icons_images/new/masvendido.png); background-size: contain; top: 10px; } /* Fin medallas */