EN ES
X
  1. Inicio
  2.  | 
  3. Noticias
  4.  | OFICIO ANCESTRAL – Revista Vivienda y Decoración

OFICIO ANCESTRAL – Revista Vivienda y Decoración

CON EL OBJETIVO DE MANTENER VIVO EL OFICIO TEXTIL AYMARA, LA FUNDACIÓN ARTESANÍAS DE CHILE REALIZÓ, BAJO SU PROGRAMA PROARTESANO, UNA CAPACITACIÓN A 11 AGRUPACIONES DE TEJEDORAS DE ALPACA DESDE DONDE SALIERON EXCLUSIVAS COLECCIONES DE CHALES TRABAJADOS CON TELAR DE PEDALES. DESDE HOY ESTÁN A DISPOSICIÓN DEL PÚBLICO A TRAVÉS LA PÁGINA WEB DE LA FUNDACIÓN.
Nota publicada en la revista Vivienda y Decoración.
Artesanal, Kille y Palma, Chalinas, Mitimota y Cuadros se llaman las cinco colecciones de chales que un grupo de 109 tejedoras aymaras creó al alero del programa Proartesano de Fundación Artesanías de Chile, específicamente de la mano del área Diseño de Productos que nació en 2019 para potenciar el desarrollo de artesanía con guiños más contemporáneos. “Con esta área buscamos ayudarles a refrescar su oferta y generar mayores oportunidades comerciales. No se trata de introducir diseño porque sí, sino de diseños que mantienen las técnicas tradicionales, pero le agregan un valor adicional y acorde a la demandas actuales”, explica su directora ejecutiva, Claudia Hurtado. La diseñadora Gabriela Farías, quien se sumó este año a la fundación como Encargada de Nuevas Colecciones, asumió este proyecto dado que había trabajado anteriormente en conjunto con comunidades de la región de Tarapacá. “Cuando exploré la experticia de estas tejedoras se me abrió un mundo, porque ellas se relacionan no solo con el textil, sino con su cadena completa y tienen una motivación profunda por realizarlos”, dice. Con su equipo prepararon un catastro minucioso de cada grupo y sus integrantes, constatando cómo funcionaban los talleres y cómo estaban sus competencias técnicas, sus intereses, preocupaciones y proyecciones. El trabajo en terreno significó rescatar técnicas tradicionales antiguas, como el hilado manual, y ponerlas en práctica para la confección de chales, como en la colección Artesanal, por ejemplo. “Es un trabajo tremendamente sacrificado que se hace en huso: conlleva pastorear, clasificar, preparar e hilar la fibra, prácticas que ocurren en el altiplano”, cuenta Gabriela. Esta forma de producir hace que cada prenda sea única y muchas veces no son bien pagadas, porque no saben cómo comunicar al comprador de este proceso productivo. Asimismo, otras piezas se elaboraron con hilo de alpaca industrial. La colección Kille y Palma tiene como característica que el punto es una sarga o espiga y son 7 piezas tejidas en telar mecánico de cuatro pedales. Las Chalinas -productos que eran realizados principalmente por hombres- son 5 chales, tres de ellos en colores naturales y dos de alto contraste. Mitimota y Cuadros son colecciones de hilo fino, lo que dio como resultado piezas livianas pensadas para estaciones estivales. Todos los productos están desde hoy a la venta a través de la página artes aniasdechile.cl, a partir de $57.600. Para Claudia Hurtado es muy importante en ese tipo de iniciativas no hablar de innovación, sino de valor agregado: “Es un trabajo colaborativo con los artesanos, estableciendo una línea clara de respeto e inspiración por sus oficios y tradiciones”.

Producto agregado al carro

 

 

IR AL CARRO Realizar pedido Seguir comprando

Pin It on Pinterest