EN ES
Menu
0 item Basket: $0
No hay productos en el carrito.

Revista Digital

VIVE LA ARTESANÍA

Fresia Flores, profesora: “Es vital que la artesanía sea parte de la malla curricular”

Cuatro años después de recibir al programa “Artesanías en tu región” en la Escuela Juan Torres Martínez, en la Región de Coquimbo, la profesora cuenta con emoción los cambios que vio en alumnos y profesores luego de la intervención realizada por el equipo de Artesanías de Chile.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

En 2015 Artesanías de Chile se embarcó en un programa inédito: el Proyecto Educativo Artesanías en tu Región. Con el fin de contribuir al conocimiento, valoración y preservación del patrimonial artesanal de Chile, y la sabiduría de artesanas y artesanos de zonas rurales, desde entonces, la fundación comenzó a trasladarse cuatro veces al año, por una semana, a establecimientos educacionales ubicados en lugares apartados para que niñas, niños y adolescentes aprendan activamente sobre oficios propios de sus localidades. Fresia Flores fue testigo de ello cuando en 2018 el programa aterrizó en Vicuña y se llevó a cabo en la Escuela Juan Torres Martínez de Diaguitas. Asegura que si bien la escuela tiene sello intercultural y dentro de sus lineamientos está el rescate de los valores ancestrales, antes de la experiencia de “Artesanía en tu Región” ella misma no conocía mucho, por ejemplo, sobre la textilería de Chapilca, que queda a pocos kilómetros de donde vive y trabaja. La intervención, dice, resultó tan exitosa que una vez terminada, la escuela compró telares pequeños para un curso completo e implementaron talleres que cada año retoman para niños y adolescentes.

¿Cómo fue contar con talleres de artesanía en la escuela?
De forma personal me encantó, y más con el sello intercultural que tiene la escuela, ya que esto va en línea con el espíritu que hay dentro de la comunidad escolar que revitaliza la artesanía. En Diaguitas, el pueblo donde está situada la escuela, hay un hombre que se dedica a la cerámica, hay otros orfebres, hay distintas actividades artesanales en el sector y los niños ya conocen esa realidad y es más amigable con ellos. Ahora veo a los estudiantes abiertos a descubrir la artesanía y a crear. Lo ven como algo complementario en su vida.

¿Qué tan importante es que la artesanía sea parte de la malla curricular de las escuelas?
Es vital. La artesanía es totalmente vital en cualquiera de sus expresiones. Hace que el niño pueda crear, usar el otro hemisferio y también les enseña a ser solidarios, porque tienen que compartir los materiales. También aprender a dar su opinión acerca de como está su trabajo. Eso es más necesario hoy, en tiempos de pandemia, donde los niños y niñas necesitan expresar sentimientos y emociones a través del arte. Además, en los talleres de artesanía los estudiantes usan la matemática, el lenguaje, usan la ciencia para ver de dónde vienen los productos. La artesanía es una herramienta que puede ser transversal en el currículum para aprender, porque los niños pueden aprender desde ella. Eso es muy importante en el desarrollo personal de nuestros estudiantes y en general de todas las personas. La artesanía es algo de lo que nos debemos empapar, de alguna forma, en cualquier etapa de nuestra vida, porque crear es importante y nos sirve para la autoestima.

¿Por qué crees importante que los alumnos estudien y aprendan las tradiciones de los pueblos originarios que los antecedieron?
La escuela está situada en un lugar que fue diaguita. Conocer el territorio donde uno está es fundamental para identificarnos, valorarnos y para sentirnos parte de nuestros antepasados que surgieron ahí. Mantener vivo eso, nos hace respetarnos y hacernos parte de nuestra historia. Esa revitalización es lo que nos falta para el respeto, porque de lo contrario vamos perdiendo nuestro origen y cuando eso pasa, uno no sabe hacia dónde va.

¿Qué tanto cambiaron los profesores luego de la semana educativa?
Ahora se da una dinámica bien distinta. Somos los docentes quienes entusiasmamos a los estudiantes. En la medida que nosotros nos interesemos en la artesanía y en rescatar las tradiciones de nuestra localidad, ellos también se animan. Si bien cada alumno tiene su propia preferencia, es importante cuánto los entusiasman los profesores y el interés de la familia que juega un rol importante también. Ellos remontan a su historia y les cuentan que sus abuelos eran artesanos, eso ayuda que el interés se mantenga vivo.

¿Por qué alguien que no necesariamente es profesor debiera leer el libro “La memoria de las manos”?
Porque es la historia de una experiencia educativa excepcional. Es una forma de ver la educación, no solo desde el contenido, sino desde la expresión de las niñas y niños. Eso es lo maravilloso del libro. A través de las imágenes podemos ver el hermoso trabajo que hicieron con los distintos tipos de artesanía. La fotografía muestra muy bien el interés de los niños y su alegría de participar, cómo las familias se involucraron y también los docentes, porque a veces estamos muy encerrados en cumplir el currículum que se nos da y no nos abrimos a que, a través de la artesanía, también podemos lograr mucho más avance de ese mismo currículum, haciéndolo de manera más transversal.

 

 

 

 

No hay productos en el carrito.
Inicio
Categorías
0 Carrito